Todo se puede reciclar

Manualidades fáciles reciclaje

Hay manualidades que únicamente le salen a un experto o manitas, y hay manualidades que son tan fáciles que aunque tengas las manos de trapo te van a salir bien. Coge tus tijeras, pegamento y todo lo que tengas por casa para hacer estas manualidades de reciclaje tan fáciles.

Utiliza tus rollos de papel higiénico o papel de cocina para hacer unas flores de papel preciosas. Corta los rollos por la mitad y estíralos. Haz cortes muy seguidos por un lado y enróllalo hasta formar una pequeña escoba. Corta el rollo de papel de cocina largo en rodajas, y pega cada una de ellas en la base de la escoba. Pega todo a una varilla y pínchalo en un jarrón.

Manualidades fáciles reciclaje

¿Quieres un regalo de bodas original? Coge todos los cochos de botellas que tienes en casa, unas anillas de llavero y tornillos de ojo cerrado. Introduce los tornillos en el centro de los corchos y engancha las anillas. Escribe una fecha, una frase bonita o tu nombre en un papel y pégalo en la anilla.

Y también se pueden hacer cosas para el jardín. Con las cajas de CDs viejas puedes crear un mini invernadero. Sobre una base de madera plana, vete pegando las cajas de plástico hasta formar 4 paredes. El alto lo puedes hacer como más te guste, pero te recomiendo que no te excedas ya que luego hay que introducir las plantas.

Una vez que tengas un cuadrado (hueco por dentro), crea un techo que acabe en punta. En los lados estrechos sigue pegando las cajas hasta formar un triángulo de partes iguales. Pega sobre el más cajas de tal modo que se puedan abrir las tapas para poder regar las plantas.

Con los corchos también puedes hacer una casa de pájaros con todo lujo de detalles. Sólo tienes que ir pegando unos sobre otros y hacer el tejado. Cuando termines de pegarlos todos, haz un agujero redondo para que puedan entrar los pájaros.

Con unas botellas de plástico y un poco de imaginación se pueden hacer coches de juguete divertidísimos. utiliza las botellas del detergente y suavizante, de la lejía o el gel de manos. Los tapones pueden servir como ruedas.

Con neumáticos viejos se pueden hacer jardineras colgantes que puedes pintar para colocar tus flores más bonitas. Tan sólo tienes que lavarlos bien, pintarlos con una pintura de exterior y llenarlos por dentro de tierra.