Todo se puede reciclar

Cómo decorar un loft para solteros

Cuando pensamos en un piso de soltero, imaginamos una casa de pequeñas dimensiones, con una habitación, un baño, cocina, y un pequeño salón, escasamente decorados y donde suele reinar la anarquía.

Sin embargo parece que los tiempos están cambiando y los estereotipos también lo hacen con ellos, y es que el soltero moderno comienza a verse seducido por los espacios loft, con una decoración moderna, donde puedan desarrollar sus actividades cotidianas con total comodidad.

Cómo decorar un loft para solteros

¿Qué tienen los lofts que han conseguido conquistar a una gran cantidad de solteros?, muy sencillo, y es que este tipo de espacios se han convertido en pequeños oasis de tranquilidad a los que podemos recurrir dentro del ajetreo de las grandes ciudades, y donde se crea un ambiente único que los hace muy atractivos.

El loft para el soltero es una vivienda en la que podemos tener todo a mano y donde, por encima de cualquier concepto, reina la comodidad. La distribución no se convertirá en un problema, pues el salón - el cual también hará las veces de comedor - se convertirá en un salón de fiesta o reuniones improvisado cuando se invite a un grupo de amigos, de la misma manera que puede convertirse en una habitación extra para invitados cuando acomodemos a alguna visita en el sofá.

El ajetreo de la vida en la ciudad se traduce en una búsqueda por un hogar con un ambiente cálido y ameno, donde la utilidad (a la par de la comodidad), es uno de los reyes.

Para ello se minimizan los cuidados y la limpieza, por lo que se opta por espacios sin la presencia de revoques, completamente abiertos, sin presencia de divisiones, y donde la decoración sigue teniendo, como en los lofts clásico de NYC, una base industrial por la que podemos ver los materiales constructivos a la vista.

Este tipo de viviendas pueden tener tamaños muy variados, aunque el estándar para las grandes ciudades y para personas que viven solas se establece en aproximadamente unos 70 metros cuadrados en los cuales se reúnen espacios funcionales y polivalentes que se ciñen al estilo de vida del soltero actual.

Los muebles multifunción son una constante en la decoración de este tipo de hogares, por lo que los sofás cama, las mesas retraíbles o las sillas plegables, son una de las mejores opciones para el mobiliario.

La mejor parte de este tipo de ambientes es el dormitorio, el espacio más íntimo de la casa, donde podremos encontrar armarios de grandes dimensiones para guardar todo tipo de ropa y textil del hogar.

La cara visible, es el salón y la cocina, donde se reúne tan solo lo esencial: sofá, mesa, sillas, no habrá nunca nada superfluo.

El loft se ha convertido de esta manera, en el hábitat natural del soltero, que puede encontrar en este tipo de construcciones un hogar polivalente en el que vivir y disfrutar de los mejores años de su vida.

Y si nuestra casa es un loft ¿cómo lo decoramos?

Minimalismo, la mejor tendencia para decorar.

Cuando pensamos en un espacio distribuido al estilo loft, pensamos en hogares polivalentes, donde la decoración no posee tanta importancia como en otros tipos de distribución, y donde una de las cosas más importantes es poder disfrutar de la gran libertad que nos brinda el espacio.

Hoy queremos dar un buen repaso a las últimas tendencias en lo que decoración de lofts se refiere, donde el estilo minimalista está pisando muy fuerte. Si va a ser tu casa, el lugar donde pasarás buena parte de tu vida, ¡más vale que te guste cómo está decorado!

Este tipo de decoración de interiores está dedicada a todas aquellas personas que sean amantes de la simplicidad y la sobriedad, pues la principal directriz de esta corriente de decoración de interiores es dejarse llevar por las líneas rectas de carácter geométrico en perfecta combinación con las tonalidades neutras, generando un ambiente cargado de tranquilidad que resulta muy agradable para la vista.

Este estilo choca con las tendencias decorativas más tradicionales, lo cual se conjuga a la perfección con la distribución de los espacios loft, los cuales suponen una completa renovación del concepto de hogar al que la mayoría de personas se encuentran acostumbradas.

Para decorar nuestros loft al estilo minimalista, debemos derivar la atención hacia las estructuras, dejando los accesorios en un sobrio segundo plano.

La decoración como concepto total se hallará en las estructuras como las paredes, las superficies, los suelos así como en la luz, uno de los elementos estrella de los espacios estilo loft la cual debemos utilizar para enfatizar el gran espacio de este tipo de construcciones.

Y es que la luz es perfecta para generar ambientes, además de ser una de las grandes ventajas de las casas distribuidas como loft, pues al no tener paredes, el flujo de luz inunda toda la casa, creando un espacio acogedor, y muy natural en el que nos podremos sentir a gusto.

La base principal para decorar nuestro loft al estilo minimal, es dejar que todo posea una armonía ordenada, sin caer en los excesos de los objetos decorativos, consiguiendo así que los verdaderos protagonistas de la estancia sean los elementos constructivos que dan lugar a nuestro hogar.

El minimalismo no se encuentra reñido con el color, por lo que a la hora de dar un toque luminoso a la decoración nuestro hogar, debemos de optar por colores claros en las paredes y cortinas, para que el flujo de luz sea constante y el espacio parezca todavía más amplio.

Este tipo de decoración tiene otra ventaja: es más fácil de mantener. La limpieza diaria de la casa, recoger y organizar... todo ello es más cómodo si tenemos pocos muebles, y sobretodo pocos elementos de decoración. Cuando una casa está llena de figuritas, marcos con fotos, jarrones... se multiplica el tiempo que lleva limpiar la casa. La vida moderna hace que casi siempre estemos ocupados, así que hacer que limpiar la casa no nos lleve horas será una decisión que colabora en mejorar tu calidad de vida.

Los tonos ideales son los colores neutros, como los blancos, los beige o los marrones claro, que combinan a la perfección con cualquier tipo de decoración.

Las directrices a seguir para una decoración minimalista son muy claras: nada de excesos, apuesta por la línea recta y por la geometría, así como por un mobiliario justo, al que puedas dar mucha utilidad.