Todo se puede reciclar

Ideas para reciclar tus muebles

Dale a tus muebles una función nueva reciclándolos. ¡No los tires! Con un poco de imaginación podrás colocarlos en lugares que ni imaginabas. Sólo necesitas inspiración para reutilizar o personalizar tus muebles viejos, o para hacer muebles nuevos con materiales reciclados.

Aquí tienes algunas ideas que te pueden servir:

Ideas para reciclar tus muebles

Hay muchas ideas para hacer muebles con los palets de madera. Para darle un toque más alegre e interesante, los puedes pintar en diferentes colores. Una familia innovadora y eco tiene una cama de palets de madera y una mesa de jardín con un cristal sobre palets de madera encima de 4 ruedas.

Incluso en la habitación de un bebé puedes construir estanterías con palets o cajas de madera para poner los libros o las cosas del niño. La clave es darle ese toque de pintura o añadir otros elementos para camuflar el palet en sí.

Un banco de exterior puede hacerse fácilmente con palets en varias alturas. Le pones unos cojines para sentarse y listo.

¿Qué haces cuando cambias los neumáticos a tu coche? Pues llevarte los viejos a casa y lavarlos bien para reutilizarlos. ¿Cómo? Transfórmalos en unas jardineras en las que colocar tus flores y plantas en el jardín. Puedes amontonar varios por pisos y crear un centro de jardín precioso.

Incluso puedes pintar los neumáticos de varios colores, al igual que los tapacubos, y hacer elementos decorativos para el jardín, como unos girasoles o una rana.

Uno de los objetos que más se pueden reciclar son las botellas de plástico usadas. Puedes utilizarlas para crear una moderna lámpara colgante, una araña o una lámpara de pie. Las bolsas de plástico crean originales efectos de luz en la habitación y tienen casi el mismo efecto que el vidrio.

¿Y que pasa con los elementos electrónicos? También pueden reconvertirse en otras cosas. Un portátil que ya no sirva se puede convertir en un reloj de pared, y el ratón puede ser un péndulo.

¿Algo más fácil? Utiliza una tabla de cortar de madera vieja y unos tenedores viejos para crear un perchero para la cocina. Dobla los tenedores y pégalos sobre la tapa, después cuélgalos de la pared y cuelga en ellos los trapos de cocina o el delantal.

¿Tienes varias mesas de diferentes alturas? Píntalas de un color bonito y monta una sobre otra para crear una estantería en el salón o en la oficina. Si dejas una mesa en el suelo, te puede servir de escritorio.

Las maletas vintage son perfectas para crear mesas de entrada o mesitas de noche. Pon una sobre otra hasta llegar a la altura que más te guste.