Todo se puede reciclar

Estuches para vino

Son uno de esos detalles que me encantan: los estuches que acompañan a las botellas de vino. Cuando compramos un vino de calidad, que lo merece, en ocasiones viene dentro de una caja o estuche.

Os dejo un par de fotos de lo que me refiero. Hay más imágenes de ese estilo de estuches en la web de http://estuchescairo.com/estuches-para-vino/

Estuches para vino

Últimamente se ven menos, por desgracia. Hace unos años era fácil dar con botellas de vino que estaban dentro de un envoltorio de madera. Yo solía comprar de diferentes bodegas, cada uno venía en un estuche para vino personalizado, fabricado en madera. Algunas bodegas marcaban su nombre en el estuche, otras tenían un grabado con su símbolo, les daba un toque extra de estilo y buen gusto.

Por lo que veo, poco a poco han ido cambiando esa costumbre y ahora los vinos vienen en cajas de cartón, o papel prensado. Siguen siendo bonitas, pero ni de lejos se puede comparar al efecto de ver la botella de vino en un estuche de madera.

Imagino que lo hacen por abaratar costes, o bien para ajustarse a la época de crisis que vivimos. Francamente, espero que se trate de una medida temporal. Cuando te has acostumbrado a recibir la botella con su bonito estuche de madera, el cambio a una simple caja de cartón... te deja bastante frío la verdad.

Es cierto que las cajas de cartón vienen decoradas y tal, pero nada, que no presenta el mismo efecto. ¿Qué tendrá la madera que la hace tan especial? Al fin y al cabo, sólo es un estuche para el vino. Pero amigo, es que la presentación lo es todo.

Espero sinceramente que poco a poco recuperen la costumbre. Ya sea que compres la botella para ti mismo o para hacer un regalo, el modelo anterior estaba mucho más trabajado, con un aspecto artesano y muy agradable.

Y estos son los modelos que más se ven ahora:

Vaya diferencia, ¿verdad? Por bueno que sea el producto, la primera impresión cambia mucho. ¿Cuál prefieres que te regalen? Si aparece un invitado con un paquete de los primeros, yo desde luego voy a ser mucho más amable con él :) Desde luego los tiempos cambian, y no siempre para mejor.

Soy consciente de que al hacerlos en un material como la madera el precio se dispara. Además de la propia madera, imagino que hay que tener más cuidado en su conservación (por la humedad), y que a la hora de transportar grandes cantidades de botellas en camiones el peso también sube mucho. Vamos, que si cada día más bodegas se pasan al cartón será por lo que encuentras más practico. Pero funcionalidad y estilo no siempre van de la mano. Un respeto al producto.